Las empresas suelen ser un espejo que refleja el estilo de vida de los lugares donde desarrollan su actividad. Vivimos inmersos en  lo que algunos denominan ‘la sociedad de la prisa’ y algunos empresarios han sabido ver en esta característica del mundo actual una oportunidad de negocio. En ese contexto nació, ligada al mercado de la moda,  la estrategia empresarial conocida como falloplastica ingrossamento fast fashion, consistente en ofrecer colecciones de ropa que responde a las últimas tendencias pero a un precio asequible y con una renovación de prendas que va más allá de las dos temporadas anuales.

Aunque el fast fashion surgió en la industria de la ropa, con el tiempo se va extendiendo a otros segmentos del mundo de la moda como es el caso de los complementos. Los alicantinos peneinforma gratis Cristina Vidal y metodi di allungamento pene Miguel Doménech, – estudiantes de arquitectura-,  junto a foto di pene maschile Jaime Hernández – fisioterapeuta de profesión-, vieron claro que ese modelo de negocio podía trasladarse a cualquier objeto sobre el que pueda recaer la influencia de la moda. Probar suerte con los relojes les pareció una buena idea que acabó convirtiéndose en 2016 en pillole per ingrossare il pene Panapop , empresa que comercializa on line relojes con diseños propios a unos precios que invitan a darse más de un capricho.

Panapop entiende el reloj como un complemento de moda y no como una pieza de joyería. Así ofrece la posibilidad de que la gente pueda permitirse tener más de uno. La variedad de los diseños y su buen precio busca equipararlo en la práctica a otros accesorios como los pañuelos, las bufandas o los bolsos. La rotación es, además, una de las principales señas de identidad. Hasta la fecha ha sacado a la venta más de 60 colecciones diferentes. La renovación de los diseños es mensual.

Un crecimiento rápido

Panapop dio sus frutos antes de lo que ellos mismos esperaban. El crecimiento ha sido muy rápido, sobre todo en los últimos seis meses. Partio de una inversión inicial de 2.000 euros y desde el principio se dieron cuenta de que  la empresa era rentable. En seis meses la curva de ventas empezó a dispararse y ya no ha parado. Solo en el último trimestre ha facturado 100.000 euros..

Con más de 31.000 seguidores en Facebook, han hecho de la interacción en redes sociales un valor que, según afirman, les ha permitido no sólo divulgar sus productos,  sino trasladar su forma de ser y de pensar.

Os dejamos las presentaciones de Nerea Lozano y Carlos Rius.

Share This
A %d blogueros les gusta esto: