4 consejos para elegir el depósito adecuado

Elegir el depósito a plazo más adecuado para invertir nuestros ahorros es una decisión delicada y de especial importancia, ya que de ella depende que nos resulte posible obtener mayor rentabilidad por nuestro dinero.

No obstante, debemos atender a una serie de aspectos concretos a comparar de cada depósito a plazo, que habrán de ser los que nos inclinen a decidirnos por uno u otro. Es fundamental no conformarnos con el primer depósito a plazo del  que              tengamos conocimiento, ya que el mercado financiero lanza continuamente ofertas de depósitos muy diversificadas y adaptadas a casi todos los perfiles de ahorradores o inversores.

  • En primer lugar, debemos atender al plazo temporal del depósito. Para ello tendremos que evaluar el período de tiempo en el que creemos que no vamos a necesitar el dinero invertido para otros conceptos o gastos que resulten inaplazables. En consecuencia, deberemos disponer de una previsión personal o familiar de ingresos y gastos para poder determinar si nos va a hacer falta o no contar con esos ahorros durante el tiempo que se corresponde con el plazo del depósito, sea este de 1 mes, 3 meses, 6 meses, 1 año, etc. Por idénticos motivos tendremos que valorar el plazo del depósito y decidirnos por aquel que oferte un tiempo de inversión más adecuado a nuestras posibilidades          y necesidades, ya que a mayor plazo podremos obtener mayor rentabilidad.
  • En segundo lugar, nos fijaremos en el capital mínimo y máximo que se puede invertir en cada uno de los depósitos a plazo posibles, para determinar si se adaptan a la cantidad de dinero que tenemos disponible para invertir.
  • En tercer lugar, también tendremos que prestar particular atención a la rentabilidad, que vendrá expresada en cada depósito en términos de TAE y de interés nominal anual, y que suele ser, en la mayor parte de los casos, el aspecto más difícil de interpretar, ya que ahora es habitual que un mismo depósito a plazo contemple tipos de interés o de rentabilidad en distintos períodos temporales dentro del plazo del mismo depósito, o incluso rentabilidades distintas aplicables a diferentes porcentajes de la cantidad de dinero que invertimos. También resulta habitual encontrar otros depósitos que incluyen simultáneamente un interés fijo para una parte del dinero y un interés variable para otra parte.( Deposito Estructurado). Si no lo vemos claro, lo más sensato será utilizar un comparador financiero que pueda clarificarnos la rentabilidad que podríamos obtener, o bien pedir a la propia entidad que nos haga una simulación o nos especifique el escenario más optimista y el más pesimista en lo relativo al rendimiento o rentabilidad que podemos conseguir en casos de interés variable.
  • En cuarto lugar, tendremos que informarnos bien en cada depósito a plazo de las posibilidades que presentan para retirar el dinero antes de que se cumpla el plazo y si ello nos va a suponer alguna penalización o pérdida de rentabilidad respecto del tiempo en el que nuestros ahorros han permanecido en el depósito. Pensemos que puede surgirnos algún imprevisto que nos obligue a recuperar nuestros ahorros antes de la fecha de vencimiento del depósito.
  • Por último, tendremos que formular una valoración subjetiva respecto de la confianza que nos ofrece cada depósito y cada entidad. No debemos olvidar, en ningún caso, que la tranquilidad y la confianza deben constituir la base de cualquier relación o decisión financiera.

 

Deposito o Cuenta Corriente

Cuando tenemos un excedente monetario (ahorro) lo podemos destinar a múltiples menesteres, entre ellos dejarlos en el banco a cambio de un interés (beneficio). Este interés vendrá dado por diversas razones dependiendo del lugar donde los depositemos. De ahí la palabra “deposito“, y el producto de inversión mas utilizado por los españoles. Pero ¿solo existen los depósitos (Plazos fijos)? o ¿hay mas opciones?. No hay mas opciones, hay infinitas opciones dependiendo del riesgo que quieras correr. Hoy analizaremos las diferencias de inversión entre depósitos y cuentas remuneradas o fondos de inversión.

     ¿Depósitos o cuentas remuneradas?

Eligiendo una cuenta remunerada o un depósito sacrificamos un beneficio para conseguir otro, en un depósito perdemos liquidez ya que la mayoría de depósito si se cancelan antes del vencimiento tienen una penalización (sobre los intereses, nunca reducen capital). A cambio obtiene una rentabilidad más elevada que las cuentas remuneradas en las que podemos retirar el dinero en cualquier momento sin penalización.

Con tipos de interés bajos y condiciones bastantes similares, y en medio de la incertidumbre que puede llevarnos a tener que retirar nuestro dinero antes de tiempo, es más recomendable una cuenta remunerada, “por regla general los depósitos más interesantes son los crecientes que ofrecen tipos más altos”, premian la fidelidad pero como hemos dicho tienen que tener el dinero inmovilizado un largo plazo.

     ¿Depósitos o fondos monetarios?

Probablemente no exista una fórmula maestra que escoja por nosotros, pero sí hay una serie de parámetros a tener en cuenta en nuestra elección. Tenemos que tener muy en cuenta la inflación, no podremos hablar de ganancia real sin descontar al interés del depósito el efecto que ésta generará y, por supuesto, también la fiscalidad.

Los intereses de los depósitos tienen una retención, que se compensará en el momento de tributar en el IRPF según sean los rendimientos del capital mobiliario. Para el 2015 la retención es del 21%, que se descuenta del importe abonado en cuenta.

Los fondos monetarios, en cambio, no tienen retención y no se tributa la ganancia hasta que se venden. Por tanto, podrían tener una mejor rentabilidad económico-fiscal que un depósito con la misma TAE.

Opciones de inversión: Aqui

Análisis Inditex

Inditex es otro de esos títulos que a día de hoy  no puede ser más alcista. Lleva varios meses desplazándose lateralmente pero este movimiento no es más que una consolidación a las fuertes subidas previas. Nada sube por los siglos de los siglos. Hay título que corrigen más en profundidad y otros consumiendo tiempo. Inditex parece está consolidando lateralmente, pero puede parecer un simple espejismo. Desde el punto de vista técnico no existe la menor señal de debilidad en la medida en que no veamos al título perforar el soporte que presenta en el último mínimo creciente, en los 27,61 euros. Y por encima de la resistencia de los 31,195 le tendríamos, por enésima vez, en “subida libre” absoluta.

inditex valor bolsa

 

Como elegir una Cuenta de Ahorros

Hoy daremos respuesta a si vale la pena tener una cuenta remunerada (cuenta de ahorros), que hay que observar y uno de los grandes dilemas de todos los consumidores. ¿Que es el TAE? ¿Que es el TIN? y que diferencia existe entre ellos.

Contratar una cuenta remunerada actualmente es más que sencillo. Basta con realizar la operación a través de Internet. Sin salir de casa. Pero antes de hacerlo, debes conocer los principales aspectos que distinguen unas cuentas remuneradas de otras y que condicionan la rentabilidad real que percibes por tu cuenta.

Lo más importante es, precisamente, esto: la rentabilidad. Es el principal activo que publicitan los bancos y cajas y en el que basan su competencia sobre el resto de entidades. Al fin y al cabo, es el rendimiento que vas a obtener por tu dinero. Y tu dinero, en este punto, es lo más importante.

La rentabilidad es la retribución que obtienes por mantener un saldo líquido en la cuenta remunerada que elijas. “Las cuentas de alta rentabilidad han dado un salto de gigante sobre las cuentas corrientes, donde el rendimiento es poco más que simbólica: no superan el 0,10%”.

En el cálculo de la rentabilidad intervienen dos índices o dos tasas: la TAE (Tasa Anual Equivalente) y el TIN (Tipo de Interés Nominal), respectivamente.

  • La TAE es un porcentaje que recoge el rendimiento de la cuenta en su conjunto, e incluye el tipo de interés nominal, los gastos y las comisiones del banco o caja y el plazo de vigencia del banco o caja y el plazo de vigencia del producto.
  • El TIN, por su parte, representa la retribución real que percibe el cliente mes a mes. Por tanto, la TAE se diferencia del tipo de interés nominal en que éste no incluye ni los gastos ni las comisiones; sino únicamente la liquidación real que recibe el cliente.

Después de distinguir los elementos que constituyen la rentabilidad, ya has dado un paso más y conoces qué representan las principales cifras por las que compiten las entidades bancarias.

Análisis IAG

IAG (International Airlines Group) en las últimas sesiones sigue apuntando a un proceso de reestructuración alcista que podría dar lugar a la reanudación de la impecable tendencia alcista que viene definiendo en los últimos meses.

La corrección que desarrolla la cotización de IAG a lo largo de las últimas semanas la vemos como una oportunidad para buscar una ventana de compra en un título que con el movimiento de hoy refuerza más si cabe la zona de soporte que ofrecen los mínimos de este pasado mes de junio. Esta zona de soporte representa un ajuste del 38,2% de Fibonacci de toda la última gran subida y a corto plazo está tomando cuerpo un potencial patrón de giro en forma de doble suelo que se confirmaría con la superación de los 7,50 euros. En ese caso recomendamos tomar posiciones buscando cuanto menos una vuelta a máximos sobre los 8,50 euros con stop bajo los 6,75 euros.

iag carles roger